Cómo implementar el Plan de Igualdad en las empresas

Cómo implementar el Plan de Igualdad en las empresas

¿No sabes cómo implementar el Plan de Igualdad en las empresas? Contar con un Plan de Igualdad dentro de las empresas se ha vuelto un tema indispensable, no solo para cumplir con las normativas vigentes sino con el objetivo de mejorar la calidad de trabajo y de vida de los trabajadores, ofreciendo iguales oportunidades a hombres y mujeres dentro de las empresas.

Para aclarar las dudas e introducirnos en este tema tan actual, hemos realizado una entrevista a la experta y profesora de Indespre, Ana Jiménez Alfaro, abogada especializada en el área de Responsabilidad Social Corporativa y del Plan de Igualdad en las empresas.

En esta entrevista nos contará con todo detalle el proceso de implementación del Plan de Igualdad, cuáles son los beneficios para las empresas y los trabajadores y cómo llevar a cabo este proceso.


¿Por qué es necesario un Plan de Igualdad para las empresas?

La Ley de igualdad ya está reconocida a nivel nacional, pero no impide que no esté contextualizada, es decir, existe una brecha de género que impide a la mujer a acceder a determinados puestos o niveles de trabajo, por lo cual, existe una discriminación sobre la mujer. Esa igualdad de trato o de oportunidades es el objetivo último del Plan de Igualdad.

La igualdad real no se alcanza debido a una serie de estereotipos y roles que existen y que los acarreamos tradicionalmente. Un ejemplo claro es el movimiento “No More Matildas” que reclamaba facilitar el acceso de la mujer a carreras técnicas e ingenierías. Aunque la ley permite que las mujeres estudien estas ingenierías, existen unas barreras de género que impide que las mujeres accedan. Esto no se debe a que las mujeres no quieran acceder, si no que existe una sociedad patriarcal que lo impide.

“El Plan de Igualdad trata de romper esas barreras estructurales que impiden que la mujer se desempeñe en igualdad de condiciones”


¿Este plan es obligatorio para todas las empresas?

Es obligatorio para las empresas de más de 50 trabajadores. También obliga la ley a las empresas a tener un Plan de Igualdad si el convenio colectivo de éstas lo establece y por sustitución de sanciones administrativas, estos son los tres supuestos.

Más allá de esta ley, las empresas también están obligadas a disponer de un protocolo de acoso y a garantizar la igualdad en toda la organización.

También existen exigencias que las hace el propio mercado, por ejemplo, Mercadona tiene como política de Responsabilidad Social Corporativa, la obligación de que sus proveedores tengan un plan de igualdad. En este caso hablamos de empresas que tienen menos de 50 trabajadores.

Regístrate en el curso online Plan de Igualdad en la empresa

¿Cuál es el proceso de implementación del Plan de Igualdad?

La base fundamental de la última reforma es la negociación colectiva. Las empresas deben negociar con la Representación Legal de Trabajadores (RLT) el Plan de Igualdad. En el caso de que no exista RLT, se debe convocar a los sindicatos.

En ese contexto de negociación colectiva, se constituye una Comisión Negociadora paritaria entre empresa y representación social, la cual realiza un diagnóstico de situación. En este diagnóstico se mide los siguientes aspectos:

  • Selección
  • Formación
  • Condiciones de trabajo
  • Promoción
  • Calificación profesional
  • Retribuciones
  • Acoso

“Este diagnóstico debe volcarse en un plan de acción y de mejora de las debilidades detectadas. Esto se llamaría el Plan de igualdad”.

Además, es fundamental realizar una auditoría retributiva, es decir, analizar la retribución para identificar la brecha salarial entre hombres y mujeres, la cual en Europa está en un 14%.

La brecha salarial está provocada por unos factores más allá del propio salario, pues este tipo de discriminación está perseguido por ley. La discriminación indirecta es mucho más difícil detectar, pues trata sobre, por ejemplo, los complementos salariales.

Tras el diagnóstico, ¿Cómo es la implementación de este plan?

Se debe priorizar las medidas, detallarlas y establecer unos indicadores de seguimiento de estas medidas. También se debe realizar un cronograma de estas medidas y personas responsables.

Tras haber desarrollado este plan, deberás designar una comisión de seguimiento, diseñar los objetivos que quieres conseguir y las medidas que vas a hacer para conseguirlo.

¿Este plan quién lo elabora?

La comisión negociadora puede tener entre sus miembros a expertos en el tema de igualdad, los cuales asesoran sobre los indicadores de seguimiento y de diagnóstico.

Una vez realizado el Plan de igualdad, se debe inscribir en el registro de convenios colectivos y realizar un seguimiento y evaluación. El órgano encargado se nombra en el Plan de Igualdad. Puede ser la propia comisión negociadora.

¿Cuánto tarda el proceso en realizarse?

La negociación del Plan se inicia cuando se constituye la comisión y finaliza cuando se inscribe el Plan de Igualdad en el registro.

El seguimiento y evaluación se debe realizar dos veces al año durante cuatro años.

El proceso de constitución de esta comisión es complejo, debido al tiempo que necesitan las empresas para recabar los datos necesarios y la falta de un buen departamento de Recursos Humanos.

 ¿Cuál es la vigencia que tiene el plan?

La Ley establece que el máximo son 4 años de vigencia. En ese proceso de seguimiento y evaluación se deben detectar los fallos y las medidas que no funcionan para cambiarlas o suprimirlas. Al cabo de estos 4 años se debe realizar un nuevo diagnóstico de las medidas para volver a negociar las medidas del siguiente Plan de Igualdad.

Se realizan dos reuniones al año para realizar el seguimiento y el diagnóstico. Siempre cabe la posibilidad de revisión para casos como la fusión de empresas, reducción de plantilla, etc.

¿Cuáles son las consecuencias de que no haya resultados positivos en el Plan de igualdad?

Para registrar el Plan necesita pasar un control de legalidad efectuada por la inspección de trabajo. Una vez registrado, se debe de aplicar, pues si la inspección detecta que no se están aplicando las acciones indicadas en el Plan de Igualdad, la empresa será sancionada.

¿Por qué es importante implementar el Plan de Igualdad para las empresas?

Uno de los motivos más importantes es el económico. La sanción por no tener un Plan de Igualdad llega hasta 128.000 euros. Además, si existe alguna empresa sin protocolo de acoso se imponen sanciones mucho más importantes. El Plan de Igualdad supone una garantía para la empresa, además de una oportunidad para ser competitivo en el mercado.

Otro de los motivos es la reputación. Con el Plan de Igualdad se puede atraer un mayor número de clientes además de fidelizarlos y retenerlos.

Además, existen distintivos por parte del Ministerio, a nivel autonómico e incluso local que permite operar a mayor nivel y mejora la propia imagen de la empresa.

Otro de los motivos de realizar un Plan de Igualdad es el acceso a los concursos públicos. La nueva Ley de Contratos del Sector Público está incorporando cláusulas sociales, es decir, para licitar a un ayuntamiento te otorga más puntos o te lo exigen como requisito el disponer de un Plan de Igualdad.

¿Cuáles son los beneficios para los trabajadores?

Existen datos intangibles que son reales y cada vez se ve más claramente. Todas estas acciones conllevan una mejora de la competitividad, de la productividad y por supuesto, del clima laboral.

Los beneficios se trasladan en la mejora de la calidad de vida de las mujeres que verán mejorada su economía y satisfacción en el lugar de trabajo, esto a su vez se traduce en estabilidad y tranquilidad, más allá de la empresa.

 Aprende a Desarrollar e implementar el Plan de igualdad en tu empresa en una formación online 100% bonificable

Si tiene alguna otra inquietud, no dude en contactar con alguno de nosotros y te las resolveremos encantados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *